La cabra siempre tira pal monte

Una noche de verano en Brooklyn, el equipo de Ladoscuro y Los Wálters salimos a janguiar. Luego de descubrir varios spots extremadamente cool y excesivamente caros, alguien dijo “oye, vamos pa Caribbean Social Club, ahí las cervezas están baratas”. Caminamos varias cuadras, entramos al club y sin darnos cuenta, habíamos regresado a Puerto Rico.

Toñita, la propietaria del bar, nos recibió con una sonrisa y 300 sortijas en sus dedos que alumbraban el lugar. Nos ofreció arroz con habichuelas -sin lechón porque se había acabado- bebimos cerveza a $3, chichaítos (3oz) a peso, bailamos salsa e hicimos amigos Newyoricans. Uno en particular estaba encabronao porque éramos puertorriqueños “blancos”, otra se sacó por el techo porque la mayoría somos de San Juan.

-[En tono ronco] ¿Tú eres de San Juan? No seas embustera, dime, de qué pueblo tú eres de verdad.
-Eeee, de San Juan, nacida y criada ahí.
-Ah no no no no no. De qué pueblo TÚ eres, de dónde es tu familia.
-De Barranquitas y Naranjito.
-Ah pues tú ERES del campo. Yo nací en Nueva Yol pero soy de Añasco.

Esta doña tan pintoresca, no paraba de insistir en que fuéramos a la playa con ella (Coney Island), como si nos invitara al balneario de Carolina a comer arroz con gandules bajo la intensidad del sol y el susurro de los aviones en el aeropuerto.

Luego de varias horas de sandungueo, alguien del corillo dijo “¿por qué carajos estamos janguiando aquí si estamos en Nueva Yol? ¿no podemos salir de Santurce es? Salimos cabizbajos regañados por nuestra conciencia. Tú sabes, por eso de que en Puerto Rico nos quejamos de que el jangueo es siempre lo mismo.

Al otro día luego cenar como buenos hermanitos, y de pasarnos por el orto el cargo de conciencia por estar chinchorriando en tierra extranjera, regresamos a Caribbean Social Club. Toñita nos ofreció arroz con habichuelas -sin lechón porque se había acabado- bebimos cerveza a $3, chichaítos (3oz) a peso, bailamos salsa e hicimos nuevos amigos Newyoricans. Esta vez conocimos a Rafa, un cocolo caribeño lleno de historias y energía, con quien cantamos y vacilamos toda la noche.

-Estamos cabrones, no podemos salir de Puerto Rico.
-Pues manos chico, la cabra siempre tira pal monte.

Los Wálters en Caribbean Social Club from Ladoscuro on Vimeo.

Share Post :